Razones para ir a Misa, 3

         El sacerdote y periodista recoge en un libro (“Me aburro en Misa”, ed. San Pablo,2000) las razones que le dio a un joven para ir a Misa. Le escribió seis. Pueden ayudarnos.

Tercera razón: Ir a Misa es encontrarse con Cristo y encontrarse sus seguidores entre sí.

         Cuando vas a misa no vas a cumplir con una obligación o con una tradición. Quizá algunos vayan por eso. Allá ellos.

          En la misa nos encontramos con Jesús, vivo: “Donde dos o tres están reunidos en mi nombre allí estoy yo”. Hablamos con Él, estamos con Él, le comunicamos lo que somos y hacemos…

         En este encuentro recibimos fuerza, ilusión y ánimo para luchar, para pasar de la indiferencia a la solidaridad, del individualismo a la entrega a los demás. Jesús nos calienta el corazón, como lo hizo con los discípulos de Emaús.

         Nos encontramos, además, con todos los compañeros de fe, con los que intentan caminar por el sendero trazado por Jesús: el niño, el joven, el adulto y la persona mayor. Si consultas el diccionario, comprobarás que la palabra “compañero”, procede de “pan”. El compañero es el que comparte el pan, el que come el pan con. La Eucaristía nos reúne con los compañeros de fe y nos hace más compañeros, más hermanos.

(Continuará)

Publicado en Catequesis de la Misa | Etiquetado , , | Comentarios desactivados en Razones para ir a Misa, 3

«Acto de confianza» en el Corazón de Jesús

———————–mn

mnb

La Iglesia dedica todo el mes de junio al Sagrado Corazón de Jesús, con la finalidad de que los católicos lo amemos y confiemos en Ël .

En nuestra parroquia cada día hacemos un:

Acto de confianza en el Corazón de Jesús

.En mis alegrías y tristezas,

Corazón de Jesús, en vos confío.

En mis negocios y empresas,

Corazón de Jesús, en vos confío.

En mis prosperidades y adversidades,

Corazón de Jesús, en vos confío.

En las necesidades de mi familia,

Corazón de Jesús, en vos confío.

En las tentaciones del demonio,

Corazón de Jesús, en vos confío.

En las instigaciones de mis propias pasiones,

Corazón de Jesús, en vos confío.

En las persecuciones de mis enemigos,

Corazón de Jesús, en vos confío.

En las murmuraciones y calumnias,

Corazón de Jesús, en vos confío.

En mis enfermedades y dolores,

Corazón de Jesús, en vos confío.

En mis defectos y pecados,

Corazón de Jesús, en vos confío.

En la santificación y salvación de mi alma,

Corazón de Jesús, en vos confío.

Siempre y en toda ocasión,

Corazón de Jesús, en vos confío.

En vida y en muerte,

Corazón de Jesús, en vos confío.

En tiempo y eternidad,

Corazón de Jesús, en vos confío».

Oración

«Corazón de mi amable Jesús, confío y confiaré siempre en tu bondad; y, por el corazón de tu Madre, te pido que no desfallezca nunca esta mi confianza en ti, a pesar de todas las contrariedades y de todas las pruebas que tú quieras enviarme, para que, habiendo sido mi consuelo en vida, seas mi refugio en la hora de la muerte y mi gloria por toda la eternidad. Amén».

Publicado en Parroquia | Etiquetado , | Comentarios desactivados en «Acto de confianza» en el Corazón de Jesús

Novena a San Antonio

Todos los días, antes de la celebración de la eucaristía, rezaremos la novena a San Antonio. San Antonio nació en Lisboa a finales del siglo XII. Primero formó parte de los canónigos regulares de San Agustín, y, poco después de su ordenación sacerdotal, ingresó en la Orden de los Frailes Menores, con la intención de dedicarse a propagar la fe cristina en África. Sin embargo, fue en Francia y en Italia donde ejerció con gran provecho sus dotes de predicador. Fue el primero que enseñó teología en su Orden. Escribió varios sermones llenos de doctrina y de unción. Murió en Padua el 13 de junio de 1231 (35 años)

Publicado en Parroquia | Etiquetado | Comentarios desactivados en Novena a San Antonio

Comienza la Celebración de Primeras Comuniones

Publicado en Parroquia | Etiquetado , | Comentarios desactivados en Comienza la Celebración de Primeras Comuniones

«Para una buena educación, elige religión»

Porque:

  • La Enseñanza Religiosa Escolar es un derecho exclusivo de los padres.
  • Una educación de calidad ha de desarrollar todas las dimensiones de la persona, también la religiosa.
  • Es una exigencia de la condición cristiana de los padres. Así lo manifestaron en el Bautismo.
  • No pedirla es una contradicción con su petición para los hijos del Bautismo, Primera Comunión, Confirmación…
  • Es un bien para sus hijos, Conocimiento de lo religioso en un mundo plurireligioso. Tendrán una formación más completa.

Publicado en Noticias, Vida espiritual | Etiquetado | Comentarios desactivados en «Para una buena educación, elige religión»

Santa María, Madre de la Iglesia.

«Aquí tienes a tu madre»

Publicado en Iglesia, María | Etiquetado | Comentarios desactivados en Santa María, Madre de la Iglesia.

El niño que quería ser un televisor

Lo contaba José Luis Martín Descalzo, el sacerdote periodista. Una profesora pidió a sus niños que explicasen qué animal o qué cosa querían ser y por qué. Un niño de ocho años respondió que a é  le gustaría ser un televisor. ¿Que por qué? Pues muy sencillo “porque así sus padres le mimarían más, le cuidarían mejor, le escucharían con mayor atención, mandarían que los demás se callasen cuando él estuviese hablando y no le enviarían a la cama a medio juego, lo mismo que ellos nunca se acuestan a media película”.

         No sabía casi nada el chavalito éste ¡verdad? Pero nos ha puesto el dedo en la llaga a los mayores. En realidad, tenemos que reconocer que el televisor es el rey de muchos hogares. Él manda. A su capricho se organizan horarios de entradas y salidas. Cuando él habla todo el mundo calla. Y ¡qué nerviosismo cuando hay que llevarle a reparar y nos vemos obligados a pasar un día entero sin él! En verdad se nos ha convertido -¡quién iba a decirlo!- en nuestro amigo (enemigo) imprescindible.

         Las estadísticas más serias revelan que el 80% de la información/formación la recibimos hoy a través de los medios de comunicación de masas: televisión, cine, radio… Mayores y pequeños nos vemos sometidos al influjo de estos “persuasores ocultos”.

         No abundan los programas de televisión que merezcan la pena. Desgraciadamente. Pero no podemos permitirnos el lujo de desaprovechar aquellos que nos pueden servir de aprendizaje. Se impone, pues, la selección. No podemos apretar el interruptor apenas hemos llegado a casa y apagar cuando nos vamos a la cama. Hay que elegir y enseñar a elegir.

         Hay familias donde se aprende a ver televisión. Se comentan los programas que se ven y todo el mundo se ayuda a distinguir lo positivo de lo negativo, a descubrir los valores de los contravalores que a las claras o de tapadillo se nos quieren transmitir. Así las cosas cambian. Lo que vemos en televisión puede ayudarnos a desarrollar nuestra capacidad crítica. Y que nadie diga que no nos resulta necesario hoy a todos practicar un sano discernimiento. No podemos aceptar todo lo que nos echen.

         Ay, se me olvidaba sacar a relucir una trampa en la que caemos casi todos, padres incluidos. Usamos la televisión como morfina. Cuando queremos estar un rato a gusto los mayores a solas o con los amigos, la solución es bien fácil: se conecta el televisor o el vídeo y tendremos a los niños bien atontaditos el tiempo que sea necesario. Con estos comportamientos y otros similares, ¿no querremos que luego nuestros hijos sepan calibrar lo que deben ver y lo que deben aceptar?

         Niños hay que de tanto ver televisión han olvidado los juegos al aire libre. ¿De quién será la culpa?

(José Luis Martín Descalzo: Razones para vivir, 91)

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , | Comentarios desactivados en El niño que quería ser un televisor