Sentido del trabajo

Cuentan que un transeúnte se detuvo ante una cantera donde trabajaban tres compañeros.

Preguntó al primero: ¿Qué haces, amigo?

Y éste le respondió, sin levantar la cabeza: Me gano el pan.

Preguntó al segundo: ¿Qué haces, amigo?

Y el obrero, acariciando el objeto de su tarea, explicó: Ya lo ves; estoy tallando una hermosa piedra.

Preguntó al tercero: ¿ Qué haces, amigo?

Y el hombre, alzando hacia él unos ojos llenos de alegría, exclamó: ¡Estamos edificando una catedral!

Y el caso es que los tres realizaban la misma tarea. El primero se contentaba con ir tirando; el segundo ya le había dado un sentido; pero sólo el tercero descubría su grandeza y su dignidad.

Raúl Follereau

Acerca de Parroquia de San José de A Coruña

Misas: Lunes a sábado a las 19:00 h. Domingos y festivos a las 10:00 h. y 12:30 h.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.